Archive for the ‘ Historia ’ Category

Ha fallecido Horst Stowasser

stowasser

El sábado, 29 de Agosto de 2009 falleció a la edad, demasiado joven, de 58
años, nuestro compañero Horst Stowasser. Horst ha estado activo desde su
juventud en el movimiento anarquista y fue uno de los autores más
prolíficos del movimiento anarquista alemán. Para muchos, especialmente
los jóvenes interesados en el anarquismo.

Mostraba, en el mejor estilo de la tradición escrita, la historia, el
trabajo y las aspiraciones de las distintas corrientes dentro del
anarquismo. No es de extrañar que su trabajo sea considerado aún
absolutamente recomendable.

Horst Stowasser era más que un autor de éxito. Ha publicado periódicos
anarquistas y revistas, y fue en gran medida un propagandista en el mejor
sentido de la vida común y el trabajo. En primer lugar, de un proyecto, y
más tarde con otros proyectos.

Hace unos años, su camino lo llevó de nuevo a la FAU, con un grupo local
en Neustadt, donde residía.

Con el movimiento anarquista del estado español, y de todo el mundo,
estaba en contacto constante.

Horst Stowasser ha sido un compañero durante décadas. Su trabajo ha dejado
marcas indelebles.

Los familiares y amigos de Horst merecen nuestra simpatía.

Que la tierra le sea leve.

tomado de: http://www.alasbarricadas.org/noticias/?q=node/11434

DANIEL BARRET (Rafael Spósito) En homenaje a un hombre libre

barret2

Daniel Barret
gozó de la tierra prometida
en el mes más crudo de la siembra
sin más alternativa que la lucha,
muy cerca de la muerte,
pero no del final.

Epitafio

Aquí yacen
los restos mortales
del que en vida
buscó sin alivio
una a una tu cara
en todos  los buses urbanos

de Leonel Rugama

Hasta siempre compañero.

El lunes 24 de agosto, al agonizar la tarde, se fue el querido compañero Rafael Spósito -Daniel Barret, para los que le acompañamos en la cotidianidad de la lucha contra el Estado-capital desde tiendas libertarias- víctima de un cáncer que a penas le otorgó el tiempo necesario para despedirse de compañeros, amigos y familiares y, de concluir alguno de los múltiples textos que acostumbrada elaborar de manera simultánea.

Hijo de El Cerro, tierra dispendiosa en ácratas y rebeldes, en Montevideo, Uruguay, desde su más tierna adolescencia, Rafa contribuyó con sus aportaciones y esfuerzos a la difusión de las ideas anarquistas, defendiendo siempre los ideales de libertad por los que luchó toda su vida y por los que sufrió persecución y exilio, mismos que jamás significaron sacrificio alguno para su integridad libertaria.

Sistemático y reflexivo, con su prosa aguda e inteligente, nos heredó un invaluable legado de reelaboración  teórico-ideológica que sólo podremos concretar desde un ejercicio intransigente de reafirmación libertaria:

una reafirmación que sigue fundándose no menos sino más que nunca en una crítica radical del poder y en una inconmovible ética de la libertad; sin mediatizaciones seductoras, transiciones edulcoradas y negociaciones de ocasión que la desvíen o distraigan de sus horizontes y de sus prácticas inmediatas.” Visión que dejó plasmada en su libro Los sediciosos despertares de la Anarquía.

Hoy, sólo nos queda despedirle con el más grande y afectuoso abrazo libertario y agradecerle por todos estos años de vida consecuente, por su solidaridad inagotable, por su compañerismo a ultranza, por su dedicación a la Anarquía, por su humor inteligente, por su entrañable calidez y por su grandiosa calidad humana.

¡Qué la tierra le sea leve a un Hombre libre!

¡Hasta siempre, Compañero Daniel!

¡Hasta siempre, Amigo Rafa!

¡Hasta siempre; Hermano del alma!

¡Salud y Anarquía!

Gustavo Rodríguez

tomado de : http://www.nodo50.org/ellibertario/danielbarret.html

Las paredes Hablan y frases de mayo 68

Las paredes hablan

Durante la revuelta estudiantil de Mayo del 68, en París (esa revuelta que fue el punto cúlmine de un año en que la juventud marcó el mundo como nunca antes), un eficaz medio para la difusión de las ideas fueron las murallas de la ciudad.

Algunas de las frases que aparecieron ahí las conocemos hasta hoy, porque han quedado en la memoria colectiva como signo de esperanza, de voluntad libertaria, de energía joven, cosas que permanentemente botamos a la basura.

laviolacionmagritte

“¡Viva la comunicación! ¡Abajo la telecomunicación!”
Odeón

“Dios: sospecho que eres un intelectual de izquierda”
Liceo Condorcet

“Las paredes tienen orejas. Vuestras orejas tienen paredes”
Ciencias Políticas

“La barricada cierra la calle pero abre el camino”
Censier

“¡¡¡ Te amo !!! ¡Oh, díganlo con adoquines”
Nanterre

“Es necesario explorar sistemáticamente el azar”
Censier

“La acción no debe ser una reacción sino una creación”
Censier

“Somos todos judíos alemanes”
Sorbona

“Camaradas: proscribamos los aplausos, el espectáculo está en todas partes”
Nanterre

“El que habla del amor destruye el amor”
Nanterre

“Es necesario llevar en sí mismo un caos para poner en el mundo una estrella danzante (Nietzche)”
Odeón

“Tomemos en serio la revolución, pero no nos tomemos en serio a nosotros mismos”
Odeón

“Viole su alma mater”
Nanterre

“Cuando la asamblea nacional se convierte en un teatro burgués, todos los teatros burgueses deben convertirse en asambleas nacionales”
Odeón

“No es el hombre, es el mundo el que se ha vuelto anormal (Artaud)”
Nanterre

“Todo el poder a los consejos obreros (un rabioso)
Todo el poder a los consejos rabiosos (un obrero)”

Censier

“No es una revolución, majestad, es una mutación”
Nanterre

“El patriotismo es un egoísmo en masa”
Sorbona

“El acto instituye la conciencia”
Nanterre

“La burguesía no tiene más placer que el de degradarlos todos”
Fac. de Derecho – Assas

“La imaginación no es un don, sino el objeto de conquista por excelencia (Breton)”
Condorcet

“Pensar juntos, no. Empujar juntos, sí.”
Fac. de Derecho – Assas

“Nuestra esperanza sólo puede venir de los sin esperanza.”
Ciencias Políticas

“Los que tienen miedo estarán con nosotros si nos mantenemos firmes.”
Fac. de Medicina

“Gracias a los exámenes y a los profesores el arribismo comienza a los seis años.”
Sorbona

“Decreto el estado de felicidad permanente.”
Ciencias Políticas

“Graciosos señores de la política: ocultáis detrás de vuestras miradas vidriosas un mundo en vías de destrucción. Gritad, gritad; nunca se sabrá lo suficiente que habéis sido castrados.”
Sorbona

“Prohibido prohibir. La libertad comienza por una prohibición.”
Sorbona

“Un solo week-end no revolucionario es infinitamente más sangriento que un mes de revolución permanente.”
Fac. de Lenguas Orientales

“Cambiar la vida. Transformar la sociedad.”
Ciudad Universitaria

“Heráclito retorna. Abajo Parménides. Socialismo y libertad.”
Sorbona

“Contempla tu trabajo: la nada y la tortura forman parte de él.”
Sorbona

“¡Franceses, un esfuerzo más! (Marqués de Sade)”
Sorbona

“¡¡Roben!!”
Paredes de los Bancos

“La emancipación del hombre será total o no será.”
Censier

“La novedad es revolucionaria, la verdad también.”
Censier

“Queremos las estructuras al servicio del hombre y no al hombre al servicio de las estructuras. Queremos tener el placer de vivir y nunca más el mal de vivir.”
Odeón

“El arte ha muerto. Liberemos nuestra vida cotidiana.”
Sorbona

“¡La pasión de la destrucción! Es una alegría creadora. (Bakunin)”
Sorbona

“La libertad es la conciencia de la necesidad” [No lo atribuyen, pero que yo recuerde eso es de Hegel]
Plaza de la Sorbona

“¡Abajo el orientalismo neo-exótico!”
Fac. de Lenguas Orientales

“No me liberen, yo basto para eso.”
Nanterre

“Escuela de la calle.”
Calle de las Escuelas

“Un policía duerme en cada uno de nosotros, es necesario matarlo.”
Censier

“La vida está más allá.”
Sorbona

“Mis deseos son la realidad.”
Nanterre

“Todo es dadá.”
Odeón

“Abraza a tu amor sin dejar tu fusil.”
Odeón

“Las jóvenes rojas
cada vez más hermosas.”

Medicina

“Y sin embargo todo el mundo quiere respirar y nadie puede respirar; y muchos dicen ‘respiraremos más tarde’. Y la mayor parte no mueren porque ya están muertos”.
Nanterre

“La revuelta y solamente la revuelta es creadora de la luz, y esta luz no puede tomar sino tres caminos: la poesía, la libertad y el amor. (Breton)”
Fac. de Derecho – Assas

“La imaginación toma el poder.”
Sorbona

“En los exámenes, responda con preguntas.”
Sorbona

“Aprende a cantar la internacional.”
Barrio Latino

“No puede volver a dormir tranquilo aquel que una vez abrió los ojos.”
Nanterre

“La acción permite superar las divisiones y encontrar soluciones. La acción está en la calle.”
Ciencias Políticas

“Para poder discutir la sociedad en que se æviveÆ, es necesario antes ser capaz de discutirse a sí mismo.”
Odeón

“¡Viva la comuna!”
Barrio Latino

“El levantamiento de los adoquines de las calles constituye la aurora de la destrucción del urbanismo.”
Sorbona

“Acumulen rabia.”
Nanterre

“No hay pensamiento revolucionario. Hay actos revolucionarios.”
Nanterre

“Olvídense de todo lo que han aprendido. Comiencen a soñar.”
Sorbona

“Desabrochen el cerebro tan a menudo como la bragueta.”
Odeón

“Hay método en su locura. (Hamlet)”
Nanterre

“Lo sagrado: ahí está el enemigo.”
Nanterre

“Yo jodo a la sociedad, pero ella me lo devuelve bien.”
Ciencias Políticas

“Digo no a la revolución con corbata.”
Bellas Artes

“Yo me propongo agitar e inquietar a las gentes. No vendo el pan, sino la levadura. (Unamuno)”
Odeón

“Abajo el realismo socialista. Viva el surrealismo.”
Condorcet

“La voluntad general contra la voluntad del general.”
Censier [Caramba, eso suena conocido]

“Exagerar, esa es el arma.”
Censier

“Mutación lava más blanco que Revolución o Reformas.”
Censier

“Cuanto más hago el amor, más ganas tengo de hacer la revolución.
Cuanto más hago la revolución, más ganas tengo de hacer el amor.”

Sorbona

“La poesía está en la calle.”
Calle Rotrou

“No queremos un mundo donde la garantía de no morir de hambre se compensa por la garantía de morir de aburrimiento.”
Odeón

“No se encarnicen tanto con los edificios, nuestro objetivo son las instituciones.”
Sorbona

“Si lo que ven no es extraño, la visión es falsa.”
Sorbona

“La belleza será convulsiva o no será. (Breton)”
Sorbona

“La sociedad es una flor carnívora.”
Sorbona

“Empleó tres semanas para anunciar en cinco minutos que iba a emprender en un mes lo que no pudo hacer en diez años.”
Grand-Palais

“Dejemos el miedo al rojo para los animales con cuernos.”
Sorbona

“Proletario es aquel que no tiene ningún poder sobre el empleo de su vida y que lo sabe.”
Censier

“Un pensamiento que se estanca es un pensamiento que se pudre.”
Sorbona

“Sean realistas: pidan lo imposible”

Censier

magritte_pies

Mayo 68

Mayo 68: la anarquía vive.

Quiero dedicar estas palabras a mi amigo, el maestro Rogelio Cedeño, quien atraviesa por una época difícil en su vida: fortaleza y adelante.

Se leía en una pared en París, en aquel mayo: “La revuelta y solamente la revuelta es creadora de la luz, y esta luz no puede tomar sino tres caminos: la poesía, la libertad y el amor. (Breton)” Creo que esta frase recoge el sentir esencial de la rebelión de mayo 68.

Cuando de conmemorar fechas históricas se trata, me gusta referirme al mito de Sísifo, mito que ha recorrido el pensar occidental desde su nacimiento en la Grecia antigua: el hombre condenado a subir una roca hasta la cima, luego, esta cae y regresa a su punto de origen, el hombre la vuelve a subir y aquella vuelve a caer, así de manera interminable.  También me gusta referirme al eterno retorno o a la concepción del desarrollo de la historia como un péndulo.  Y por supuesto, me gusta referirme al sueño desmesurado del ser humano, por romper esta cadena.

Quisiera pensar que el mayo 68 fue apenas el despertar.  El estiramiento de músculos después de décadas de reposo.  O sea, que a cuarenta años, aún continúa la rebelión en su fase de acumulación de energía, en términos de la historia humana.  Quizá las luchas recientes y actuales contra la globalización, contra el neoliberalismo y contra las guerras del imperio del Norte, sean los primeros pasos apenas, en el proceso de cumplir la exigencia del poeta Rimbaud, de “cambiar la vida”.  Hoy, quizá más que nunca, se hace sentir la realidad de aquella consigna que retumbó precisamente en mayo 68 y que fue el nombre de una revista donde las teorías de la rebelión fueron discutidas, con libertad y creatividad, en los años previos:  Socialismo o barbarie, un dilema de dramática actualidad.  Claro está, hoy, a 40 años de aquel mayo, el socialismo lo estamos discutiendo de nuevo, porque muchas cosas han cambiado.  Sobre la barbarie no hay discusión, basta abrir cualquier periódico o ver cualquier noticiero por la televisión.  Pero, si hablamos de socialismo empieza la discusión, entonces evitemos el tema, pues esta es una celebración de la revuelta; solo citemos al pintor surrealista René Magrite: “Sigo estando a favor del ‘socialismo’, es decir, de un sistema que haga desaparecer las diferencias de riqueza, los conflictos, las guerras.  ¿De qué manera?  No lo sé, pero ése es mi punto de vista, a pesar de todos los fracasos y decepciones.”  Cito de nuevo a otro surrealista, porque si hubo una corriente artística que influyó directamente, en esta rebelión, fue el surrealismo.  Esta fue una revuelta política y artística.

Buscando en internet, me encontré con el título de una invitación para celebrar los 40 años de mayo 68, suscrito por diversos y diversas intelectuales de todo el mundo: «Mayo 68 no es sólo un inicio, es una actualidad urgente».  Creo que la mayoría estamos de acuerdo con ese título.

Creo importante, también, rescatar la figura de Herbert Marcuse, considerado como uno de los padres ideológicos de la rebelión de la juventud en aquellos años.  Invitar a los y a las jóvenes de hoy, su lectura y discusión, creo que sigue teniendo una vigencia lúcida.  En Alemania, un año antes de los hechos de mayo 68 en París, Marcuse, advirtió que el plazo de la revolución era de un siglo, dice Kai Hermann, citándolo:  “Nadie estuvo dispuesto a conformarse con el plazo de un siglo que el maestro le dio a la revolución.  Y de nada le sirvió a Marcuse su insistencia: ‘aunque tal vez no triunfemos, hay que continuar la oposición, porque cualquier alianza con el sistema significaría para nosotros, la renuncia a nuestra condición de personas’.  La arenga les pareció a los estudiantes un pobre y triste consuelo.”  Sin embargo, si Marcuse tenía razón, y espero que la tenga, nos quedan 60 años para terminar la revolución empezada en Mayo 68.

El mayo 68 francés no fue una rebelión aislada, fue, quizá, el clímax de un movimiento juvenil mundial, en la década denominada por algunos, como la década prodigiosa, fue un acontecimiento precedido por diversos hechos y principalmente por el movimiento estudiantil universitario en Alemania.  Mayo 68 no fue un hecho aislado, fue parte de un movimiento de la juventud en el ámbito mundial, que luego se extendería por varios años después.   Como trasfondo de la rebelión de mayo 68: el movimiento beatnick y hippie en Estados Unidos, la movilización, en ese país, contra la guerra de Vietnam, la movilización por los derechos civiles de los negros (el asesinato de Martín Luther King, el surgimiento de las Panteras Negras), la ruptura de las relaciones entre China y la Unión Soviética, la revolución cultural en China y la crítica a la burocratización de la revolución; el abandono del poder de Che Guevara en Cuba y su muerte trágica en Bolivia en 1967, quizá un ejemplo dramático de un político coherente (especie completamente extinguida); la aparición en distintos países de la denominada “nueva izquierda”, en especial, los provos en Holanda, la Internacional Situacionista en varios países europeos occidentales y de grupos de extrema izquierda, enfrentados al estalinismo, y otros acontecimientos particulares en diversos países.  Sin embargo, me gustaría plantear lo que, para mí, son los ejes de esta rebelión: el anti-autoritarismo (un movimiento esencialmente anti-jerárquico), el anti-parlamentarismo (un movimiento antipolítico, entendiendo la política como el ejercicio del poder), el espontaneísmo frente a las autoproclamadas vanguardias, lo que va a significar, en mi criterio, la revitalización del anarquismo, desde mayo 68 hasta la fecha.

Creo que debemos hablar también del impacto de la rebelión de mayo 68, en este territorio denominado Costa Rica, porque también recibimos su impacto renovador, revitalizador.  Hablar de mayo 68 aquí, es hablar de la lucha contra el contrato-ley de Alcoa, lucha que culminó el 24 de abril de 1970.   Creo que se produjeron hechos similares, tanto en Francia como en Costa Rica.  Por décadas, la única expresión visible de lo que se denominaba izquierda, en el espectro político, en ambos países, fue el partido comunista, aquí denominado Vanguardia Popular.  A partir de mayo 68 y de la lucha contra Alcoa en el 70, se produce el surgimiento de la denominada, en aquella época, la nueva izquierda.  Partidos y grupos que rompían con el estalinismo, en una amplia gama: maoísmo, trotskismo, guevarismo.  Por esto, hablar del mayo 68 para mí, es hablar de mi vida política (y de la mayoría de quienes me acompañan en esta mesa), porque yo empecé mi militancia en la llamada nueva izquierda, que luego descubrí que no era tan nueva, ni tan diferente a la vieja.  En Costa Rica esa “nueva izquierda” se expresó en el Partido Socialista, el partido de la hormiga, partido en el cual militamos algunos de quienes estamos hoy aquí, partido ya desaparecido; el Partido Revolucionario Auténtico, que luego se llamó Movimiento Revolucionario Auténtico, luego Movimiento Revolucionario del Pueblo y finalmente, antes de desaparecer, Movimiento de la Nueva República.  Surgieron otros grupos como el Movimiento Iglesia Joven, que luego sería el Movimiento Estudiantil Cristiano; el grupo Faena de la Universidad de Costa Rica, que originaría el Frente Popular.  Aparecerían también medios de prensa de izquierda independientes, como el semanario Pueblo.  Posteriormente aparecerían grupos y partidos trotskistas, provenientes de escisiones del Partido Socialista, del Movimiento Revolucionario del Pueblo e incluso del Partido Vanguardia Popular.  Entre los grupos trotskistas están la Liga Comunista Revolucionaria, que luego formaría la Liga Comunista Internacionalista, para transformarse luego en el Partido Revolucionario de los Trabajadores, que todavía existe.  También se debe mencionar, dentro del trotskismo, a la Organización Socialista de los Trabajadores, ya desaparecida.  Del trotskismo va a surgir un pequeño grupo anarquista, que se denominó Colectivo Germinal, y con el cual, editamos la revista Acracia a mediados de los años 80.  Más tarde aún, en la década de los 90, nacería otra revista de corte contracultural, Kasandra, animada por el compañero Jorge Jiménez, aquí presente.  Tanto Acracia, como Kasandra, creo que son quienes mantienen encendida la llama originada en la rebelión de mayo 68, que es fundamentalmente anti-autoritaria y anti-política.  Pequeñas llamas anarquistas en medio de la noche del oscurantismo neoliberal.

Creo que sería importante discutir, hoy aquí, sobre ¿Cuál es el significado de mayo 68, su influencia en Costa Rica y su actualidad, por ejemplo en la reciente lucha contra el mal denominado tratado de libre comercio?  Señalo, por ejemplo, las siguientes áreas temáticas:

–          Las asambleas populares, la rebelión de mayo 68 fue asamblearia, los estudiantes se reunían permanentemente, para discutir y decidir colectivamente, predominando la autogestión y la acción directa; lo que implicó el surgimiento de un nuevo liderazgo, como señala el mismo Rudi Dutschke, líder de la revuelta juvenil de Alemania en 1967:  “(…) la personalización de los conflictos es un producto típico de la mentalidad personalista…  La teoría policiaca de los responsables, y el culto a las personalidades de las diversas fracciones de la maniobra, no son sino dos caras de una misma medalla.”  Esta ha sido la misma posición de una minoría en esta lucha contra el tlc, pero continuamos exponiéndola, los anarquistas y el proyecto de Asamblea del Pueblo.

–          La espontaneidad, como dice Edgar Morin: Mayo 68 nació de sorpresa y se nutrió de sorpresa, lo que señala la incapacidad del poder y del marxismo-leninismo religioso de poder encuadrarlo en sus categorías político, social, culturales.  Por dicha, ni los maoístas, ni los trotskistas, pudieron dirigir esta rebelión.  Las formas de protesta iniciales en la lucha contra el tlc, los esfuerzos de auto-organización que se dieron en las comunidades y los grupos, que en alguna medida confluyeron en la creación de los comités patrióticos, fue un proceso espontáneo.  Como dijo un compañero en otro foro sobre mayo 68, en la Universidad de Costa Rica, no queremos que esta lucha contra el tlc y la auto-organización de los comités patrióticos, sea aprovechada por los politiqueros, para constituir partidos electorales que solo van a legitimar la dictadura, en elecciones tan fraudulentas como el mismo referéndum.  Haciendo la similitud con el partido comunista francés, que al principio de la revuelta, se oponía y cuando la ola fue demasiado grande, intentó ponerse a la cabeza.

–          Mayo 68 plantea, de manera dramática, la renovación de las formas de lucha, es una herencia de esta rebelión.  Aquí, en Costa Rica, cuando se estaban produciendo nuevas formas de lucha o amenazaban con surgir, aparecieron los politiqueros y comenzaron a hacer sus plazas públicas, desnaturalizando y traicionando el movimiento.  Así lo enterraron, sacándolo de la calle y llevándolo a la discusión legalista y al referéndum fraudulento.  La comprensión de que la lucha revolucionaria debe darse en nuestra vida cotidiana y esa es el mensaje de los situacionistas y con de ellos, de Henri Lefebvre, para nuestras luchas actuales.

–          La búsqueda de un nuevo lenguaje, dejando atrás el pesado lastre del dogmatismo marxista-leninista.  Mayo 68 representa la destrucción del discurso político tradicional de lo que hasta entonces se llamaba la izquierda y la derecha.  Como dice René Lourau, con Mayo 68 se puede hablar del antiguo testamento (Marx, Engels, Lenin, Trotski) y del nuevo testamento (la Escuela de Frankfurt, el libro rojo de Mao y los escritos del Che), especie de Biblia que fue pulverizada por la espontaneidad de dicha protesta.  Aunque de manera minoritaria, por ahora, un nuevo planteamiento se hace escuchar en el movimiento contra el tlc, que no quiere saber nada de partidos políticos, ni de sindicatos momificados, ni de liderazgos auto-impuestos y verticalistas.

– Creo que es importante tratar de comprender el fenómeno de la “tolerancia represiva” en nuestra época y tan vigente en nuestra realidad actual en Costa Rica, por eso insisto, hay que seguir leyendo a Marcuse.

– El rechazo de la falsa “izquierda parlamentaria”, se debe promover la acción extraparlamentaria, e incluso, la antiparlamentaria, convencidos de la naturaleza del régimen que vivimos; basta con reseñar lo sucedido en los últimos días en el parlamento, la aprobación de la ley de telecomunicaciones y en general, como están aprobando y van a aprobar, toda la agenda de implementación.

Un comentario al margen:  ya que estamos en la Universidad: Las rebeliones estudiantiles de la década de los 60, plantearon la necesidad de la participación estudiantil en la toma de decisiones en las universidades.  Cuando esta Universidad recién empezaba, los estudiantes exigimos nuestra participación.  Ya se habían creado instrumentos como el Consejo de Asociaciones de Estudiantes de la UNA (CAEUNA)  Luego, en sus estatutos, dicha participación, quedó establecida, aunque sea como porcentaje.  Sin embargo, esa participación es letra muerta si no existe un movimiento estudiantil que exija sus derechos.  Porque en esta noche neoliberal, pareciera que son los mismos estudiantes los que piden a gritos, la sustitución de la educación por un adiestramiento para servir a las transnacionales (solo quieren recibir clases de inglés americano y de computación)

Para cerrar, y volviendo a Mayo 68, les pido disculpas a las altezas siempre vencedoras (las mismas que nunca se equivocan), que hablan de esta rebelión como una derrota, pero, esta, ni las anteriores rebeliones son derrotas, son apenas ensayos en el largo camino de la humanidad por re-encontrarse: la Comuna de París, los soviets en Rusia, en 1905 y 1917 (antes de que la revolución fuera confiscada por los comisarios), el sur de México con las fuerzas lideradas por Emiliano Zapata en la Revolución Mexicana, la Ucrania de Mackno, Kronstad en 1921, la colectivización española de 1936, el mayo 68 francés y otros eventos, hasta la Comuna de Oaxaca el año pasado.

Marcuse vuelve a estar vigente, hoy, en la Costa Rica actual, bajo la dictadura de los hermanos Arias:  “Las tendencias totalitarias de la sociedad unidimensional hacen ineficaces los medios y las vías tradicionales de protesta; y tal vez no solo ineficaces, sino también peligrosos, porque contribuyen a mantener la ilusión de la soberanía del pueblo.”

Ponencia de Jorge Castillo Arias, en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional, en foro sobre los cuarenta años de Mayo 68.

mayo68

Acracia publicación Anarquista en los 80’s

Acracia o, ¡qué años aquellos!

A Yolanda, por quien Acracia vivió

Ya decía un viejo conocido, que antes de cumplir los cuarenta años uno asiste a pocos entierros, pero después de eso, es cada vez más seguido.  Ya lo dice Tagore:  “La vida no es sino una gota de rocío posada en la hoja del loto.”  Por eso, no vale la pena lamentarse por lo que se ha hecho, ni por lo que no se hizo.  Es más, mientras respiremos, aún hay tiempo de hacer.  De allí que esta remembranza de la vieja Acracia (publicación anarquista de los años 80 del siglo pasado), no es más que un homenaje a la joven La Libertad (publicación anarquista recientemente aparecida), que recorre este territorio, con los mismos y renovados aires.

Hablar de Acracia es hablar de aquella gesta de la juventud costarricense del movimiento contra la transnacional ALCOA en 1970, y quizá, con un poco de atrevimiento, hablar del movimiento juvenil de mayo 68 en Francia y su impacto a nivel mundial.  Porque el movimiento de la juventud de esos años significó el remozamiento del movimiento estudiantil y social.  En Costa Rica, en particular, el influjo directo de la lucha contra ALCOA, va a promover el surgimiento de la denominada “nueva izquierda”, que se expresó en diversas agrupaciones, que iban desde el guevarismo hasta el maoísmo.  Lo destacable realmente es que eran corrientes políticas que, de alguna manera, se deslindaban (del) o se oponían al estalinismo, que por muchos años había sido la corriente predominante en la izquierda latinoamericana.  Es decir, significó, como ya lo he señalado, la entrada de nuevos aires en el movimiento estudiantil y social en general.  Sin embargo, esa marea de impugnación, de contestación, de cuestionamiento, fue mucho más allá de aquellas primeras expresiones alternativas al estalinismo.  Pronto surgieron corrientes trotskistas, con tesis más radicales de críticas al estalinismo e incluso críticas del “castrismo-guevarismo” y del maoísmo.  Y es, en esa travesía, de ruptura ideológica y política, que los y las jóvenes (en aquel tiempo) llegamos al anarquismo y decidimos publicar Acracia.  Suena un poco simple y rectilíneo, pero la realidad siempre fue compleja y plena de cuestionamientos, de dudas, de trabajo y de emociones encontradas.  Llegar a la anarquía, con aquella hermosa definición de Eliseo Réclus:  La anarquía es el orden más alto al que puede aspirar el ser humano, no fue tarea fácil, ni mucho menos.  Entender que la anarquía realmente significa la organización de la sociedad sin Estado, es un difícil ejercicio si desde que nacemos se nos enseña la “necesidad” del Estado y de todo tipo de autoridades jerárquicas.  Sin embargo, el primer número de Acracia salió, en el sistema de polígrafo, en noviembre de 1980.  En su editorial, señaló los ejes de nuestro accionar:  “Estamos contra todo tipo de opresión mental o material, contra todos los Estados, contra todos los partidos, contra todas las religiones.  En síntesis, por la total y absoluta liberación del hombre como individuo y ser social.”  Luego, en un esfuerzo colectivo importante, en marzo de 1981 logramos publicar el segundo número en imprenta, el único en ese sistema, teniendo que volver luego al polígrafo.   Los contenidos de la revista siempre fueron variados:  análisis de la realidad nacional y centroamericana, artículos de difusión del pensar anarquista y la infaltable sección literaria (poesía y cuentos).  Quizá vale destacar la posición que mantuvo Acracia, de solidaridad permanente con los presos políticos en Costa Rica durante todo el período de su existencia, a pesar de las discrepancias ideológicas y políticas con aquellos. Esto posibilitó que la prensa anarquista internacional divulgara también, la existencia de presos políticos en este país y las declaraciones que estos realizaban desde las cárceles.

El recorrido de Acracia fue entonces, desde 1980 hasta noviembre de 1984, con el número 13, un esfuerzo por dar a conocer el pensamiento ácrata en nuestro medio.  Esta revista, a pesar de su modestia gráfica, fue un instrumento para continuar la difusión del anarquismo, corriente presente en Costa Rica desde fines del siglo XIX y que tuvo auge a principios del XX, con una copiosa producción de publicaciones.  Para tener una idea de la historia del anarquismo en Costa Rica, se puede consultar mi artículo, Reseña Histórica del Anarquismo en Costa Rica, publicado originalmente en el número 12 de Acracia, agosto-setiembre de 1984, bajo el seudónimo de Julián Arenales, y que, actualizado, se puede encontrar en la página http://www.asambleadelpueblocr.org.

Acracia sirvió también para poder conocer otras publicaciones anarquistas de todo el mundo, ya que regularmente se intercambiaba, así pudimos conocer revistas y periódicos de gran calidad, tanto gráfica como de contenido, como las italianas A Rivista Anarchica, Volontá, Humanita Nova, Senzapatria; las francesas Le Monde Libertaire, Agora; las españolas Solidaridad Obrera, Cenit, Orto; las alemanas Trafic, Liberte; las mexicanas Tierra y Libertad, El Compita; y tantas otras de tantos lugares del mundo.  Además conocer a personajes entrañables, aunque fuera de lejos, como El Pelao, un español que residía en Estocolmo.

Bien, este es solo un recordatorio para las y los jóvenes de hoy, de que siempre ha habido jóvenes que han soñado con cambiar la vida, como clamaba Rimbaud.  Aunque no hay una continuidad formal entre la Acracia de ayer y La Libertad de hoy, quisiera soñar que tendemos puentes entre generaciones, que no seremos derrotados, que mientras haya un ser humano habrá deseos de libertad, habrá deseos de utopía.  Termino con una frase que me encontré en La Libertad:  “La historia la hacen muchos jóvenes y algunos viejos, contra muchos viejos y algunos jóvenes.”  De Eugenio Petit Muñoz, frase tomada de otra excelente revista que llegó por aquellos años, Comunidad, editada por unos uruguayos en Suecia.

Brindemos entonces por aquellos años y adelante.

Jorge Castillo Arias

clip_image002